Solidaridad entre tiempos de Covid.

  • Elena Piñeiro Alonso, Dr. C.

Resumen

Son días estos de epopeya, de batalla, de victoria. Se cumplen ya casi 70 años de la primera gran victoria de la Cuba socialista de Fidel y del pueblo, que codo con codo venció en 66 horas a un enemigo bien armado y numeroso. Sin embargo, hoy nuestra isla, pero no solo ella, sino todo el mundo, se enfrentan a un enemigo mucho más pequeño en tamaño, pero mucho más numeroso y poderoso y efectivo en su tarea de multiplicación y aniquilación.  Pero son tiempos de victoria nuevamente, se usan otras armas, microscopios en lugar de binoculares, trajes antisépticos en lugar de uniformes camuflados, medicinas en lugar de balas, muy poco parecidas, pero con el mismo fin, liquidar irremisiblemente al atacante, todos ellos sí, en combinación con otras siempre efectivas en contiendas como esta, armas que siempre han llevado al mundo a crecer y de las que Cuba es bandera de su uso, porque son armas de humanidad, son la solidaridad, la vergüenza, el amor, la camaradería, que son las que definirán más temprano que tarde la muerte del coronavirus y junto con él su pandemia de Covid-19. Desde el inicio del brote hace solo tres meses que parecen años, muchos que se hacen llamar a sí mismos los defensores del mundo, portan estandartes de egoísmo y se encierran en sus “casas” y cierran sus puertas para no compartir lo que tienen o lo que esconden, sin embargo frente a tal bajeza, se levantan de la oscuridad, otros que brillan con los luz propia, para dar ayuda a quienes la necesitan; sobran los ejemplos, Cuba y sus brigadas blancas Henry Reeves, con la operación del cruce MS Braemar; China y Alibaba, con sus experiencias y sus recursos; Rusia llevando recursos médicos a Estados Unidos, por encima de sus diferencias históricas; científicos de todo el mundo, rendidos de cansancio, pero en pie, en sus laboratorios, en busca de la vacuna definitiva; médicos sin fuerzas, pero aun con espíritu para seguir salvando la vida de sus pacientes. Hoy no valen, el dinero, las riquezas, los aviones, los hoteles y los carros de lujo, no vale ser del primer mundo; hoy solo cuenta el hombre y los valores que puedan llevar en su corazón; las fronteras deben cerrarse a la enfermedad, pero deben abrirse a la solidaridad, deben cerrarse al egoísmo y abrirse al colectivismo y al humanismo. Sin dudas, la humanidad prevalecerá, confiamos en el que el mundo, no sea ya igual que el de antes de la Covid, porque seguimos creyendo que “un mundo mejor es posible”. Consejo Editorial REDEL 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2020-04-18
Cómo citar
Piñeiro Alonso, E. (2020). Solidaridad entre tiempos de Covid. Redel. Revista Granmense De Desarrollo Local, 4. Recuperado a partir de https://revistas.udg.co.cu/index.php/redel/article/view/1542
Sección
Palabras de la Editorial

Artículos más leídos del mismo autor/a